LBA Estudio
Cómo ahorrar en tu factura gracias al certificado energético

Con la creciente subida que estamos sufriendo en la factura eléctrica en contraste con la bajada del poder adquisitivo general a causa de la situación económica por la que estamos atravesando, se hace imprescindible optimizar los perfiles de consumo de energía de nuestra vivienda para ahorrar.

Esta necesidad de reducir el consumo para ahorrar entra en relación directa con la utilidad del certificado de eficiencia energética de edificios existentes.

Como muchos sabéis según el R.D. 235/2013, Certificación de la eficiencia energética de los edificios, desde Abril de 2013 todo edificio o parte de edificio existente que se venda o alquile a un nuevo propietario deberá disponer del certificado de eficiencia energética en vigor en el momento de la transacción.

Dos lecturas muy distintas de este nuevo certificado

  • Cómo lo entendemos los profesionales del sector de la arquitectura:

Supone un nuevo nicho de trabajo en estos difíciles momentos que esta atravesando la profesión; y cierto es que para los profesionales de la arquitectura es una fuente de encargos, cuando la promoción de nueva obra es prácticamente inexistente. Pero, como pasa en otros muchos sectores, el intrusismo y la  falta de ética y profesionalidad de algunos, desvirtúa ante los ojos del profano el fin último del estudio energético de un inmueble.

  • Cómo lo percibe el usuario desconocedor de tecnicismos:

Que entiende esto como la exigencia de otro “papelito” inútil y caro a aportar para poder vender o alquilar su inmueble.

Los objetivos que busco con este artículo

  1. Romper una lanza a favor del sector de la arquitectura, poniendo en valor la profesionalidad de la mayoría y la enorme utilidad de los conocimientos técnicos que el sector aporta a la sociedad.
  2. Informarte como usuario de la utilidad que tiene este certificado, más allá de ser un gasto añadido, para ahorrar en tu factura eléctrica mes a mes.

¿En que consiste el certificado de eficiencia energética?

Es un documento normalizado que tiene las siguientes partes:

  • Anexo I. Descripción de las características energéticas del edificio.
  • Anexo II. Calificación energética del edificio.
  • Anexo III. Recomendaciones para la mejora de la eficiencia energética.
  • Anexo IV. Pruebas, comprobaciones e inspecciones realizadas por el técnico certificador.

El dato importante que nos da este documento es la calificación energética de tu vivienda, que es un valor bastante abstracto que define las emisiones de dióxido de carbono de tu vivienda, y se establece en siete escalones en función de las emisiones, que van de la letra A a la letra G. Siendo la A la calificación más favorable y la G la calificación más desfavorable.

etiqueta certificado energetico

Este número por si solo no nos aporta valor, pero el documento del certificado de eficiencia energética de edificios existentes detalla en su Anexo III de una serie de recomendaciones para mejorar la eficiencia energética de tu vivienda, es decir mejorar la “letra” que ha resultado del estudio energético de la misma.

Cómo ahorrar en tu factura eléctrica

Desglosaré a continuación algunas de las medidas de mejora para optimizar el consumo de energía de tu vivienda  que el documento te puede aportar, tales como:

  1. Dotar de un mejor aislamiento a fachadas y cubiertas.
  2. Sustituir las  carpinterías por otras más estancas.
  3. Sustituir alguna instalación para mejorar sus rendimientos.
  4. Utilizar la ventilación natural.
  5. Mejorar la eficiencia de la iluminación natural.
  6. Utilizar la ganancia solar o reducir el sobrecalentamiento con elemento de sombra.

Estas medidas son el punto importante que yo te recomiendo que estudies y que confiere de verdadera relevancia a la realización del certificado de eficiencia energética de tu vivienda; siempre que este realizado por un profesional serio y capacitado para dicha tarea, ya que será la puesta en práctica de alguna de estas mejoras las que te permitirán un importante ahorro en tu factura eléctrica, reduciendo la demanda de energía de tu vivienda para mantener las condiciones de confort en cualquier época del año.

Si bien es cierto que casi todas suponen un desembolso económico, en muchos de los casos la inversión es relativamente baja y se amortiza en pocos años, ya que a veces con pequeños cambios conseguimos grandes ahorros.

 
Calle Doctor Fleming, 9
23710, Bailén (Jaén)
Tel. 953 673 016
www.icreativity.es